a

Lorem ipsn gravida nibh vel velit auctor aliquet. Aenean sollicitudin, lorem quis bibendum auci elit consequat ipsutis sem nibh id elit dolor sit amet.

Alonso-Moderno-Tropical No.9 (2013)

Francisco Alejandro JIM
Alonso-Moderno-Tropical No.9, 2013
Acrílico sobre lienzo
136 x 230 cm (53,5 x 90,5i nch)
Ref: JIM05/02

Todo lo que una vez fue vivido directamente, se convierte en una mera representación. Corren tiempos en que se prefiere la copia al original y en los que la representación ha sustituido a la realidad. Investigo algunos momentos truncos en la Historia de nuestra pintura, específicamente en el arte abstracto. Procesos radicales ocurridos en la sociedad cubana descontextualizaron, desde un desbordamiento de lo cotidiano o desde el poder, las búsquedas de los artistas abstractos cubanos y de sus arquitectos, dejando así un vacío escasamente recuperable en nuestra cultura. No intento cuestionar el porqué de esa pérdida, sólo intento retomar esa tradición -̶ a través de la “representación” de aquellos-̶ , aunque dé lugar a un arte donde el impulso de transgredir y refundar ya no esté presente.

A mi entender es la abstracción el tipo de pintura que mejor hereda, concentra y resume hoy ese cuerpo de origen modernista que es parte del imaginario colectivo nacional y fue entendido como lo más “moderno” o “contemporáneo” hasta fechas bien recientes. Lo abstracto está en proceso de desaparición como memoria emotiva y como presencia físico/material. Su duración en términos históricos ha sido relativamente breve. Muchos de los murales abstracto-modernos que nos rodean hoy, no sólo se nos pierden en medio de la dinámica de la urbe, sino están en gran medida deteriorados y necesitados de un proceso de recuperación. La arquitectura moderna de la ciudad, e incluso algunos de sus más altos exponentes, también se están perdiendo en medio de la dinámica del tiempo, la falta de recursos para su conservación y la falta de conciencia o perspectiva histórica.

(Francisco Alejandro Jim, 2011)